• When you're curious, you find lots of interesting things to do. Walt Disney

    TRANSLATE

    MACARONS





    Los macarons solo pesan unos gramos pero son suficientes para llenar de emoción nuestros sentidos.
    Macarons only weigh a few grams, but that’s enough to leave your senses quivering with pleasure
    Les macarons n’ont que quelques grammes pour mettre nos sens en émoi.
    Pierre Hermé



    Los macarons son esos exquisitos pasteles que derrochan glamour y sabor a partes iguales, son muchos más que claras de huevo, almendra molida y azúcar glass... son un infinito universo de colores y sabores que te conquistan por los ojos y te enamoran por su sabor. Eran uno de los dulces favoritos de la corte real francesa y sobre todo de María Antonieta, quien lo catapultó a la fama.

    El macaron origen del macaron se remonta a Italia en la Edad Media, pero no es si no en la Francia del Renacimiento, donde alcanza su máximo reconocimiento. Se le atribuye a la casa francesa Ladureé, la invención del dulce tal como ahora se conoce, como el macaron doble.

    El macaron como en la actualidad se conoce, es el macaron Gerbert, creado en los años 1880 en el barrio parisino de Belleville. A continuación, se dio a conocer al público gracias a dos establecimientos: el salón de té Pons del Barrio Latino de París mediados del siglo XX les dio un tono pastel u otro para diferenciarlos en función de su sabor.

    Se convierten en la delicatessen más trendy cuando aparecieron como el pastelito adorado por María Antonieta en la película del mismo nombre de Sofía Coppola en el año 2006 y se ha convertido en el dulce objeto de deseo de las celebrities de medio mundo.


    LADURÉE



    La historia de esta pastelería comienza en 1862, cuando el molinero Louis-Ernest Ladurée decide abrir una panadería en la Rue Royale de París. Diez años después y tras el incendio de la tahona, decide reabrir un nuevo negocio en el mismo local, una tienda de repostería cuya decoración interior encargó a Jules Chéret, el mismo pintor que decoró los techos inspirándose en los del Palacio de la Ópera de París.

    Los rollizos querubines vestidos de pasteleros pintados por Chéret en el techo de la pastelería se convertirían en el emblema de la compañía.

    Durante el Segundo Imperio los cafés parisinos se convirtieron en lujosos lugares de encuentro para los varones influyentes de París. Esta circunstancia originaría un nuevo cambio de rumbo en la actividad del negocio, como en esa época, las mujeres no eran admitidas en las cafeterías y dado que los salones y los círculos literarios no estaban de moda, la esposa de Ladurée, Jeanne Souchard, propuso conjugar la cafetería tradicional parisina con el establecimiento de pastelería, naciendo así uno de los primeros salones de té de París

    En 1930 es Pierre Desfontaines, nieto de Louis-Ernest Ladurée, quien decide habilitar un espacio en el primer piso, de manera que la sala de té de la pastelería Ladurée sería un lugar al que acudirían con frecuencia muchas damas de París para reunirse allí en lugar de hacerlo en sus casas, en los salones y en los círculos literarios, como habían hecho hasta entonces.

    La casa Ladurée cobraría fama a partir de ese mismo año, por la sala de té y por empezar a ofrecer entrepanes consistentes en dos galletas de macaron con ganaché entre medias. La idea se atribuye al mismo Pierre Desfontaines.

    Actualmente Ladurée que su sede en París cuenta con unas 30 tiendas en todo el mundo, con establecimientos en Milán, Irlanda, Luxemburgo, Suiza, Mónaco, Italia, el Líbano, Turquía, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Kuwait, los Estados Unidos y Japón, además de varias tiendas en París. Siguiendo con su estrategia de expansión tiene previsto la inauguración de su primera tienda en Hong Kong en el Kowloon´s Harbour City Mall de Tsim Sha Tsui, previsiblemente antes de finales de este año 2012.


    La gama de sabores de sus macarons es muy amplia.. Desde sabores más clásicos como el limón, la almendra, la frambuesa, el pistacho, el chocolate, y el café, o el té verde, a sabores especiales como la uva y la canela que se venden en la tienda de Nueva York Ladurée. Además cada temporada se presenta un sabor nuevo que se añade a la extensa oferta. En la tienda también encontrarás una amplia selección de tartas, pasteles, chocolates, productos delicatessen, paquetes de regalo (en preciosas cajas), libros y hasta una línea de belleza. Todo ello después de hacer una cola, más o menos larga, pero que sin duda merecerá la pena.



    También son habituales las colaboraciones con los diseñadores más conocidos para sacar las cajas más exclusivas y por tiempo limitado, como su última colaboración con Lanvin, o anteriores colaboraciones como con el afamado diseñador de zapatos Christian Louboutin en el año 2009. Para estas Navidades sacará una colección especial denominada “Les Indiennes” inspirada en las telas utilizadas durante las vacaciones del siglo XVI en el sur de Francia. Se trata de un lujoso envase en tonos dorados negros y con el mítico estampado pasley o Cahemira, que abandonan los pañuelos y corbatas para guardar este preciado tesoro dulce.
      





    Desde el próximo 1 de diciembre, y hasta el 12 de enero del próximo año quienes vivan, o visiten París van a poder ver la exposición Fashion Christmas Trees en el Lobby del InterContinental Paris Le grand Hotel, donde la mítica pâtisserie exhibe unos árboles de Navidad elaborados con sus emblemáticos macarons.

    75 Avenue des Champs Élysées, 75008 Paris, Francia
    Teléfono
    +33 (0)1 40 75 08 75
    Horario:

    De Lunes a Jueves
    07:30–23:30
    Viérnes y Sábados
    08:30–00:30
    Domingos
    08:30–23:30

    PIERRE HERMÉ


    Pierre Hermé es Caballero de la Legión de Francia. Se le considera el número uno mundial en el difícil arte de la repostería, pionero de la “alta repostería”.
    Nace el 20 de Noviembre de 1961 en la ciudad francesa de Colmar, forma parte de una cuarta generación de pasteleros. A los 14 años se establece en París para ejercer como aprendiz en la pastelería del célebre Gaston Lenôtre, de ahí se muda a Bélgica y  Luxemburgo, donde puso en práctica sus conocimientos y empezó a adquirir experiencia en diversas pastelerías. Pero su gran época profesional se inicia a los 24 años, cuando regresó a París para asumir la dirección del sector de la pastelería en Fauchon.

    En 1998 abrió su primera tienda en Tokio, y ahora como si de una colección de alta costura se tratase, firma sus pasteles y saca un par de colecciones al año, siguiendo el ejemplo de los talleres de alta costura. Aunque su fama es mundial, es muy reconocido en Japón, Francia y Estados Unidos, donde la revista Vogue lo denominó el Picasso de la Pastelería.

    Es autor de más de 20 libros de cocina y ganador de varios premios Best Cookbook Award. Sus creaciones culinarias están a la altura de un Dior, un Chanel o un Yves Saint Laurent Haute Couture, y la fama de sus pasteles es universal.

    Es el caso del Ispahan. Ispahan o Isfahan es el nombre de una ciudad patrimonio Mundial de la Unesco situada a mitad de camino entre el Mar Caspio y el Golfo Pérsico. Ha sido conocida desde antiguo como La mitad del mundo y es el curioso nombre de su macaron más célebre un macaron con crema de pétalos de rosa, lichis y frambuesas frescas. El de jazmín, biscuit macaron, crema a la flor de jazmín y té de jazmín, o el Carrément Chocolat, una deliciosa obsesión de chocolate. O esos otros con ingredientes tan inesperados como el maracuyá, el vinagre balsámico, chocolate con foie gras, rosa salvaje con higos, el azafrán y el aceite de oliva, o tantos otros que ya forman parte del patrimonio gastronómico de Francia.



    En el 2012 el maestro francés ha elevado sus creaciones a la categoría de sueños hechos realidad, ha sacado una Edición Especial con una colección efímera coleccionable denominada “Les Jardins”, 10 postales que describen diez macarons diferentes y que se presentan en una caja que contiene 7 Macarons cada una. Quien tenga la suerte de poseer toda la colección (cada cajita viene con su postalita correspondiente), puede llamar para reservar una caja-regalo. Fecha límite, el trece de diciembre.



    Al igual que Ladurée, Pierre Hermé ha sacado un edición especial pensando en las Navidades, cuenta con varias tiendas en París, pero si quieres hacerte con alguna de sus delicatesen vas a tener que armarte de paciencia y esperar un buen rato en una larga cola. Será duro, pero al final tendrás tu dulce recompensa.




    39 Avenue De Lópéra 75002 París
    Teléfono
    +33 (0)1 43 54 47 77
    Horario
    De Lunes a Domingo
    10:00–19:30





    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

     

    Han pasado por aquí

    Se ha producido un error en este gadget.